domingo, 25 de junio de 2017

[Sin Piedad] Tiroteo en Santa Paula

     El sol calentaba mas de lo normal en Santa Paula, un pequeño pueblo fronterizo al que nunca llegó la tan esperada linea de ferrocarril, sus gentes vivían del mercadeo con otras poblaciones cercanas algo mas afortunadas pero al menos todo estaba en calma hasta que llegó la banda del bandido mexicano Julio el Tachas. Habían sido una banda mediocre de ladrones de ganado hasta que se juntaron con Jackson, un peligroso forajido con el don de estar siempre rodeado de las ratas de peor calaña del oeste. Con Julio y Jackson a la cabeza empezó el declive de Santa Paula hasta que el predicador escocés McConnor desempolvó su vieja escopeta de caza y crucifijo en mano se dispuso a parar los pies a la banda del Tachas y sus secuaces. En vista de la valentía del predicador varios hombres mas se unieron a su causa con tal de liberar el pueblo de la lacra de los salteadores y asesinos que lo atemorizaban....

Y con esta pequeña introducción nos hemos liado esta tarde a probar de una vez por todas el reglamento del oeste americano Sin Piedad. Son unas reglas creadas por un grupo de jugadores amantes de la época y publicadas gratuitamente dentro de la revista Falcata de diciembre de 2016.
Llevaba tiempo con muchas ganas de meterle mano, el hype que han sabido transmitir y mantener ha sido fuerte, desde que apareció el reglamento sus creadores no han parado de crear nuevas reglas, situaciones, escenarios y alguna que otra divertida campaña. No podíamos aguantar mas en Despertaferro así que cargamos los Winchester y nos lanzamos a pelear por Santa Paula.

La sensación desde el primer minuto ha sido como esperábamos, muy favorable, hablo en plural ya que de dos jugadores inicialmente hemos pasado a cuatro, hemos formado dos bandos con tres miniaturas cada uno. No queríamos complicarlo mucho al principio así que cada jugador llevaba dos de nivel 2 y uno de nivel 3, en total 14 puntos de nivel por bando.

La acción es muy rápida, al poco tiempo tienes las reglas básicas controladas cosa que favorece un desarrollo de la partida sin parones ni pausas. Los creadores han optado por unos mecanismos muy fluidos para representar la acción. Básicamente las miniaturas se van activando aleatoriamente mediante un sistema de fichas de colores ligadas a cada jugador. En este punto debo destacar la aparición de una ficha neutra que permite repetir jugada con uno de los personajes anteriormente activados, cosa que le da un factor táctico muy a tener en cuenta. Cada miniatura puede realizar dos acciones del estilo de mover, disparar, combatir y acciones especiales de escenario como desvalijar una casa, apoderarse de un botín o cualquier cosa que nos haga falta para resolver la situación que creamos oportuna.

Las miniaturas resisten una herida antes de ser baja definitiva, esta herida es asigna al azar en una sencilla pero simpática tabla que nos indica en que parte del cuerpo hemos recibido el impacto con los penalizadores que eso conlleva (dificultad al mover, al disparar, etc). Si, dicha tabla contiene impactos en partes letales eliminando de un solo impacto una miniatura, nadie dijo que el viejo oeste fuese un jardín para pasear.

Después de la primera partida hemos usado el sistema de campañas para ver lo ocurrido a nuestros personajes, mediante una tabla de supervivencia podemos recuperar las bajas intactas (esa herida no fue tan grave como parecía) o por el contrario devolverlos a la mesa heridos o incluso perder definitivamente una miniatura. Con los supervivientes hemos usado la tabla de habilidades para otorgar alguna ventaja a una de nuestras miniaturas, aquí podemos obtener resultados tan dispares como venganza, resistencia o no tan simpáticas como cobarde (que lógicamente nos ha salido).

En definitiva todo un señor reglamento, personalmente estoy mas que agradecido al aporte de estos compañeros de juego que nos han permitido la oportunidad de poder recrear enfrentamientos en el lejano oeste combinando la sencillez de un juego de escaramuzas pero sin perder ni un ápice de detalle que acompaña a esta época. Lo recomiendo mucho a cualquier aficionado al tema, de momento el reglamento está disponible en la revista Falcata del mes de diciembre de 2016 pero los creadores ya han comentado que en breve pasará a estar a disposición de todos en formato pdf para su descarga. Muchas gracias por el aporte señores!!!

Y no os preocupéis, de momento Santa Paula sigue en manos del predicador de sus hombres de confianza así que la calma reinará hasta que El Tachas vuelva a reunir malhechores para vengarse de las pacificas gentes del pueblo, estad atentos y no dejéis vuestros revólveres muy lejos!






jueves, 13 de abril de 2017

Batalla de Scarif

Espectacular la jornada vivida el pasado sábado 18 de marzo en el club, esta vez tocaba hacer algo a lo grande y que mejor que el universo de Star Wars para ello.
Con motivo del todavía reciente estreno de Rogue One nos reunimos un grupo de fans con tal de organizar la batalla de Scarif a tres niveles de juego, por un lado se jugaría el ataque de la flota rebelde a la estación escudo del planeta Scarif vigilado por sendos destructores imperiales, esta batalla se jugó con el reglamento Star Wars Armada.

Realmente este enfrentamiento era vital para el resultado de las otras dos partidas ya que si los rebeldes no conseguían destruir el escudo no podrían descender a la superficie los cazas para apoyar las tropas de tierra y tampoco estas conseguirían sacar los datos vitales para la destrucción de la nueva arma secreta imperial. En esta mesa ocurría un evento en el cuarto turno, aparecería por un extremo de la mesa la flota de Vader con los pesos pesados de la armada Imperial, por tanto los rebeldes tenían el tiempo en su contra.

La segunda mesa se jugó con el reglamento X-Wing, la brutal lucha entre los esquivos cazas TIE y los valerosos pilotos de ALA X sería sin cuartel. En este caso los rebeldes debían de proteger a toda costa un Ala U con tropas de refresco y de paso descender cuantos cazas pudiesen para abatir un terrorifico AT-ACT que iba a castigar a las tropas de tierra a partir del turno cuarto.

Ya en tierra, y con el reglamento Star Wars Miniatures Battles de West End reproducimos el asalto de las tropas de elite rebeldes comandadas por el capitan Cassian en su suicida misión para sabotear el sistema informatico y robar unos importantes documentos esenciales para la rebelión. En el bando imperial, el impasible director Krenic no iba ponerles las cosas fáciles ordenado a todas las tropas disponibles destruir a los rebeldes infiltrados. Incluso la aparición en el cuarto turno de un modelo de carga de AT-AT empujó a los rebeldes a actuar contrareloj pero siempre con mucha decisión y esperanza. 

Finalmente el desenlace de la jornada no pudo ser otro que el aparecido en la pelicula pero con la diferencia de poder disfrutar nosotros mismos de toda la acción. Os dejo con un resumen fotográfico del día y quiero dar la grandisima enhorabuena a todos los participantes del evento, en especial al compañero Rafa Huésped y a los demás Despertaferros "padres de la criatura". 






























sábado, 8 de abril de 2017

[Mutardos Punkapocalyptic] Hermandad de la Luna de Ébano.

Cuentan los mercaderes y chatarreros que muy lejos de Puentechatarra, pasado un enorme mar contaminado se encuentra un pequeño archipielago cuya isla mayor está habitada por una extraña comunidad de mutardos haciendose llamar Hermanda de la Luna de Ébano.
Al parecer están gobernados, controlados o esclavizados por uno muy poderoso autodenominado Gran Hermano de Ébano. Poco se sabe de ellos, como nota curiosa parece que la mayor parte son muy jovenes, incluso peligrosos niños sin rastro de humanidad en sus maltrechos cuerpos. Muy pocos comerciantes han visitado la isla y vuelto de una pieza pero los que han conseguido regresar a Puentechatarra los han descrito de una engañosa apariencia frágil y con la intención de embarcarse hasta tierras mas conocidas para ampliar su comunidad e imponer por la fuerza sus oscuros y desconocidos designios.
De momento han descrito a un joven de unos dieciseis años con una terrible enfermedad cutanea pero ágil y letal como un lider pandillero. Junto a él había una chica de aspecto delicado con un enorme brazo convertido en un poderoso tentáculo capaz de arrancar de cuajo el motor de un vehiculo.
Estad atentos por si aparecen cerca de Puentechatarra para avisar cuanto antes, si quereis seguir vivos no os confieis con ellos....


Hasta que no tenga en mis manos una de las bandas de minis oficial del juego he ido tirando de proxies de Malifaux, creo que la estética se ajusta bastante bien al trasfondo y especialmente a lo que busco. Tengo un par mas en la recámara que espere pintar en muy breve, os mantendré informados!




sábado, 11 de marzo de 2017

Barricadas para el asentamiento post apocalíptico.

-Seguidme compañeros, como podeis ver ya nos estamos acercando al asentamiento de Criamon, las torres de vigilancia nos tienen controlados pero no os dispararán si vais conmigo...

Sabed que este asentamiento está muy bien protegido ya que constantemente está bajo asedio de chusma pandillera y despojos mutantes así que necesitamos cubirnos y de paso ponerles las cosas difíciles a esos visitantes inesperados. Nos gusta almacenar cualquier tipo de objeto que pueda servirnos para hacer barricadas, con eso evitamos que se adentren fácilmente y a la vez conseguimos unas zonas de tiro y de emboscadas estupendas. Entre esos montones de barriles y defensas siempre tenemos a algunos de nuestros mejores tiradores preparados, no suelen llevar muchas balas pero son suficientes para quitarles las ganas de entrar a esos apestosos perros pandilleros. Mucho cuidado cortaros con las viejas chapas oxidadas, el otro día tuvimos que cortar la mano al joven Benito, el muy capullo se cortó con algo y no dijo nada hasta tener la carne mas negra que un neumático quemado...-

La vida en el asentamiento es muy dura, sobretodo por las incursiones de bandas rivales, saqueadores y demas calaña mutante. La solución? tener siempre bien preparadas unas recias barricadas con las que obstaculizar el paso de enemigos y de paso servir como zonas donde estar a cubierto en caso de un tiroteo. Las gentes del asentamiento acumulan todo lo que tienen a su alrededor para apilar esos montones de chatarra, lo principal son los bidones y depósitos vacios pero al final todo vale...






sábado, 4 de marzo de 2017

Torre de vigilancia del asentamiento

El Señor de la Guerra Criamon quiere estar siempre al corriente de todas las alimañas que acceden a su territorio así que no ha escatimado recursos en organizar una red de torres de vigilancia que recorren todo el perímetro de su asentamiento. La mayor parte de las torres están realizadas con materiales reciclados, como todo buen superviviente sabe no hay que tirar nada, todo se aprovecha.
Y como es un tipo legal (pero de gatillo fácil) siempre avisa a los despistados con carteles, que las balas escasean y no es plan malgastar ni una.

Os paso una foto del primer "outpost", las alturas siempre van bien en el campo de batalla y encima con un toldito para su vigilante, no sea cosa que vengan los de riesgos laborales y la liemos.

 Como veis es todo "made in diógenes",  ese soporte gris que eleva la torre son matrices de Malifaux, me gustó su forma y pensé que algún día les daría uso.
La base son cartuchos de impresora usados y un par de tapones de desodorante unidos con mas tapones de leche en su extremo. Lo que está sobre los cartuchos y tapones son trozos de fleje de embalar, si os fijais tiene una textura perfecta para representar suelo metálico y lo mejor de todo es que es gratis en los embalajes. Finalmente el toldo es un pañuelo de papel (clinex) bien empapado en cola, una vez seco está duro como la piedra y lo he pintado con pintura para aerógrafo (o pintura normal bien diluida).
Los carteles le dan mucha vidilla a estas piezas, no son mas que sacados de internet, impresos en cartulina, pinto el trasero de gris y repaso con la llama de un mechero los bordes para dejarlos irregulares. Una pasadita de tinta marrón muy diluida los deja perfectos para el páramo.
Ah! y se me olvidaba lo mas importante, tengo una mezcla de pigmentos marrones con óleos en disolvente que aplico a mansalva al acabar, cuando seca queda el pigmento polvoriento pegado a la pieza dando el aspecto de polvo y corroido por el óxido.